Archivo del sitio

Un techo desconocido…


Buenas noches a todos,

Quizá a algunos el titulo les suene a capitulo de “Evangelion”, y si, la sensación que siento ahora es parecida a la que se muestra en el capitulo con ese mismo nombre.

Bueno, pero ahora no quiero hablar de Evangelion…

Una de las cosa que hago a la  de dormir, es mirar al techo y pensar… o mirar manchas de humedad, en busca de formas humanas, animales, o quizá encontrar la cara de jesucristo para avisar a la televisión, venga los reporteros a casa o venga gente diferente a la de todos los dias, así sea a orar…

Un techo lejano, y de madera… estoy en mi casa, un techo de madera pintada de blanco… en la casa de los abuelos… o donde solían vivir, pues ahora viven en un lugar diferente… y el techo es diferente…

....

Un techo color naranja, quizá sean ladrillos, atravesados por vigas de acero… supongo, con el color vivo de una casa recién contruida, aún con los residuos que se dejan del proceso de contrucción, los cuales desaparecerán con el tiempo y la limpieza.

Me recuesto y empiezo a buscar manchas en el techo… ninguna,  solo un color naranjado, con rayas negras. Entonces empiezo a imaginarme mis propias imagenes… un caballo, no sé… cualquier cosa…

Estoy seguro de que al despertar al día siguiente despertaré con sobresalto al abrir los ojos y mirar al techo… un techo desconocido…

 

Escuchando: Molotov – Amateur

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: